Potitos

A medida que el niño va creciendo los potitos de frutas o purés de verduras y carnes contribuyen
a la adecuada introducción a los alimentos sólidos.

Asi iremos educando el gusto del niño y podremos observar especialmente
su tolerancia a los distintos alimentos, de una manera controlada.